Noticias


Apoyo en Crisis

5 de Mayo de 2020
foto de la noticia

En estos tiempos llenos de temor, incertidumbre, adversidad y noticias desalentadoras que recibimos por todos los medios de comunicación existentes, les propongo una sencilla técnica mental pero no por ello menos eficaz, que puede ayudarnos a no permanecer alimentando pensamientos negativos constantemente.

Está comprobado científicamente que con quien más hablamos es con nosotros mismos, entonces lo que podemos hacer es cuidar estos pensamientos divagantes y repetitivos no se instalen y tomen fuerza en nuestro cerebro. ¿Cómo?

Primeramente empecemos por ir cambiando esas ideas al instante que aparecen, reemplazándolas por otras totalmente opuestas y optimistas. En un principio cuesta un poco ya que nuestro diseño mental está condicionado al desafío global que estamos viviendo. Pero con la práctica no es imposible lograrlo.

En segundo lugar evitar llenarse de chatarra mental consumiendo noticias amarillistas, escuchando comentarios de personas tóxicas y negativas, acumulando videos que se reprisan, hiperinformándonos de nuevos y malos presagios, llenándonos de tantos y tantos mensajes con miles de imágenes elocuentes y dramáticas que solo conllevan a bajar nuestras defensas segregando adrenalina y cortisol que es perjudicial para el sistema inmunológico y que creemos que no nos afecta, pero sí lo hace.

Es aquí cuando debemos recurrir a cambiar nuestro pensamiento dominante y alimentarlo de todo lo positivo buscando el lado bueno de las circunstancias, agradeciendo lo que tenemos sea mucho o poco. Es por ello que debemos buscar proteína mental. Esta la hayamos leyendo libros que te empoderen, viendo películas eficientes, escuchando charlas motivadoras, buscando videos de nuestro interés, como recetas de cocina, manualidades, bricolaje, ejercicios y hasta clases de baile que la tecnología nos brinda y que podemos compartir e incluso motivar a nuestros familiares a que se unan para vivir esa experiencia de aprendizaje y distracción juntos.

En tercer lugar no hay que olvidar que la oración y motivación es fundamental para enriquecer nuestro espíritu. El sonreír a menudo es la mejor medicina para nuestra mente porque cuando lo haces segregas serotonina y oxitocina, hormonas que nos permiten mantenernos animados y dispuestos con una sensación de calma y deseos de emprender nuevos retos, ya que estas fortalecen el sistema inmunológico. Por lo tanto, recuerda que nuestra mente es un edificio de departamentos especiales a los que solo debes dejar entrar información pura y filtrada, de esto dependerá en gran manera como nos sintamos.

Para finalizar, no olvidar que otro alimento emocional para nuestra mente es la generosidad, compasión y la cooperación que podamos ofrecer a otros, pudiendo hacer que nuestro día a día sea más llevadero a pesar de las circunstancias.

Miss Myriam Pousada

DECE Femenino

Galería de fotos